Decálogo de una alimentación saludable

La Alimentación es el proceso mediante el cual tomamos del exterior una serie de sustancias que son necesarias para la nutrición. Los expertos afirman que no existen alimentos “malos”, sino dietas “poco sanas”. 

Una dieta saludable se consigue comiendo la cantidad correcta de alimentos en la proporción adecuada. Para ello es importante que tengan en cuenta los siguientes factores: 

1. Mantenerse en el peso ideal.

Todos debemos conocer cuál es nuestro peso ideal, y procurar mantenernos lo más próximo a ese peso. Para ello, debemos tener en cuenta nuestro índice de masa corporal (IMC) e intentar no desviarnos demasiado de nuestro del índice óptimo que corresponde a cada uno de nosotros.

El Índice de Masa Corporal se utiliza para definir el estado ponderal de la persona, y se calcula a partir de la fórmula: peso(kg) / talla(m)2. Se considera sobrepeso un IMC entre 25 y 30, y obesidad cuando el IMC es igual o superior a 30. Ej: Una persona que pese 90 kg y mida 1,80 tendrá un IMC de 27,7 y otra que pese 70 kg y mida 1,80 tendrá un IMC de 21,6.

Debemos tratar de conseguir un equilibrio entre las calorías que tomamos y las que gastamos. Si consumimos más calorías de las que necesitamos, aumentaremos de peso y el sobrepeso no es bueno para la salud.

2. Aceite de oliva como grasa principal

El aceite de oliva, constituyente básico de la dieta mediterránea, debe continuar siendo la grasa culinaria fundamental de la dieta, ya que además de aportarnos grasa de origen principalmente monoinsaturado, nos proporciona vitaminas y antioxidantes que previenen el desarrollo de la enfermedad cardiovascular.

3. Lácteos desnatados

Los lácteos desnatados son saludables porque aportan proteínas de alto valor biológico y minerales como el calcio, evitando las grasas saturadas y el colesterol que contiene la leche entera.

4. Evitar la grasa saturada

La comida industrial, los embutidos en general (excepto los de pavo, pollo y algunas variantes bajas en grasa), la comida rápida, los lácteos enteros y sus derivados son alimentos que contienen grasas saturadas en gran cantidad. Las grasas saturadas son el factor de la dieta que más aumenta el colesterol en sangre, por lo que este tipo de alimentos deben evitarse o tomarlos de forma excepcional.

5. Comer más frutas, verduras y hortalizas

 

Los nutrientes, vitaminas y antioxidantes presentes en las frutas y verduras, sobre todo crudas, ayudan a protegernos frente a numerosas enfermedades, como la enfermedad cardiovascular y algunos tipos de cáncer

6. Comer más cereales integrales y legumbres

Los cereales integrales contienen más fibra que los refinados y además aportan mayor cantidad de vitaminas y minerales. Las legumbres también son muy ricas en vitaminas y minerales, hidratos de carbono complejos y fibra. Esta fibra “atrapa” parte del colesterol que ingerimos por la dieta, impidiendo así su absorción en el intestino. 

7. Mejor carne de ave y pescado

Debemos procurar consumir mayor proporción de carnes de aves, conejo y pescado tanto blanco como azul, ya que estos alimentos poseen un menor contenido en grasas saturadas y colesterol si los comparamos con las carnes rojas y los embutidos. 

8. Hasta 3-4 huevos enteros por semana

Al contrario de lo que siempre se ha pensado, el consumo de huevos no está ligado a un aumento importante del colesterol sanguíneo. La clara del huevo no contiene colesterol por lo que no hay limitaciones en su consumo. En cuanto a la yema, si bien es cierto que tiene colesterol, su contenido en ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos poliinsaturados como los omega-3 beneficiosos para la salud, supera ampliamente al de grasa saturada. 

9. Evitar el excesivo consumo de sal y azúcar.

Debemos conocer qué alimentos y bebidas contienen sal o azúcar ocultos ayudándonos del etiquetado nutricional. El exceso de sal o de sodio, así como el exceso de azúcar refinado, no es saludable.

10. Realizar ejercicio físico todos los días.

La actividad física beneficia a nuestra salud física y mental. No debemos olvidar que realizar 30 minutos de ejercicio aeróbico moderado al día, no solo hará que gastemos calorías, sino que también nos ayudará a prevenir la enfermedad cardiovascular.

image
image image image image image image


image

PLATAFORMA ESTRATÉGICA

Nuestra Misión

Brindar un servicio integral de alta calidad humana para todos nuestros usuarios de la región Surcolombiana, acompañado de la más alta calidad científica y tecnológica.

Nuestra Visión

En el año 2022 la Clínica REINA ISABEL S.A.S será la institución hospitalaria de primera opción en la prestación de servicios de salud de mediana y alta complejidad, reconocida en el departamento del Huila por la excelencia, Calidez y Humanización en la atención a nuestros usuarios.

Nuestros Valores

  • Sentido de pertencia: Asumimos como propias las necesidades de nuestros usuarios.
  • Amor: Servimos con el alma.
  • Responsabilidad: Hacemos lo que debemos según lo establecido, en el tiempo determinado.
  • Honestidad: Actuar con relación y coherencia entre lo que se dice, hace piensa y siente, integrando nuestros valores y principios.
  • Amabilidad: Brindamos un trato cordial y cálido a las personas.
  • Respeto: Reconocemos y respetamos las creencias, actuaciones, sentimientos y motivos de las personas.
  • Compromiso: Cumplimos con nuestro firme propósito de servir con el Alma a nuestros usuarios y sus familias
  • Equipo humano: Personal altamente cualificado, que le asesorará sobre nuestros servicios, adecuándose a las distintas necesidades según el tipo de usuario.
  • Fé: Es la seguridad oconfianza en una persona, cosa, opinión, doctrinas o enseñanzas de unareligión.
  • Calidez humana: Es el cariño, amabilidad y afecto que muestran las personas por los demás. Calidez significa calor, lo cual se traduce en un ambiente alegre y cordial en las relaciones interpersonales.
  • Calidad cientifica: Contamos con los mejores recursos tecnológicos en el mercado para la prestación de sus servicios.

Principios Corporativos

  • Equidad: Brindamos a cada quien lo que necesita según su condición sin distinción de género o condición social.
  • Responsabilidad social: Estamos comprometidos con la comunidad, el medio ambiente, nuestros colaboradores y sus familias.
  • Trabajo en equipo: Participamos y cooperamos de manera efectiva en el desarrollo de la misión institucional.
  • Continuo e innovación: Es nuestra actitud de aprendizaje permanente para lograr el óptimo desempeño.
  • Atención centrada en el ser humano: Actuamos con sensibilidad, empatía y eficacia salvaguardando los derechos de las personas.
img img img img img img